-11%

Serpentina

7,95 (IVA Incl.)

¡Los colores de la serpiente están desordenados! ¿Quién puede ayudar a ponerlos en orden? Rojo con rojo, azul con azul, amarillo con amarillo… ¡Es fácil! ¿verdad? Completad las serpientes con cabeza, cuerpo y cola y llevároslas a vuestro montón. ¡El que consiga más cartas al final de la partida es el ganador! Un sencillo y vistoso juego con asociación de colores, tipo dominó, para empezar con los juegos de reglas.

Objetivo:

Todos los niños tienen que intentar formar serpientes, lo más largas posibles. Una serpiente siempre consta de tres partes: cabeza, cuerpo y cola. El niño que consiga más cartas gana el juego.

Descripción del juego:

Un jugador al azar baraja todas las cartas y las coloca boca abajo en forma de abanico.

A continuación, saca una carta del abanico y la coloca boca arriba en el centro de la mesa.

Los niños van cogiendo por turnos una carta boca abajo desde la mesa e intentaran casarla con una parte de la serpiente ya en la mesa. La serpiente se puede prolongar si los colores casan. Cuando una serpiente tenga cabeza, cola y por lo menos una parte del cuerpo se considera completa y el jugador que la ha completado se la queda como puntos.

Hay existencias

Añadir a Favoritos
Añadir a Favoritos

Descripción

¡Los colores de la serpiente están desordenados! ¿Quién puede ayudar a ponerlos en orden? Rojo con rojo, azul con azul, amarillo con amarillo… ¡Es fácil! ¿verdad? Completad las serpientes con cabeza, cuerpo y cola y llevároslas a vuestro montón. ¡El que consiga más cartas al final de la partida es el ganador! Un sencillo y vistoso juego con asociación de colores, tipo dominó, para empezar con los juegos de reglas.

Objetivo:

Todos los niños tienen que intentar formar serpientes, lo más largas posibles. Una serpiente siempre consta de tres partes: cabeza, cuerpo y cola. El niño que consiga más cartas gana el juego.

Descripción del juego:

Un jugador al azar baraja todas las cartas y las coloca boca abajo en forma de abanico.

A continuación, saca una carta del abanico y la coloca boca arriba en el centro de la mesa.

Los niños van cogiendo por turnos una carta boca abajo desde la mesa e intentaran casarla con una parte de la serpiente ya en la mesa. La serpiente se puede prolongar si los colores casan. Cuando una serpiente tenga cabeza, cola y por lo menos una parte del cuerpo se considera completa y el jugador que la ha completado se la queda como puntos.

El juego termina cuando se acaba la baraja, el jugador con mas cartas gana la partida.

 

Componentes de juego:

  • 50 cartas de serpiente
  • 1 reglamento

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Serpentina”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *